post icon
Titulo original: The subtle knife
Autor: Philip Pullman
Editorial: Ediciones B
Año:1998
Páginas: 283
nota
Artículos relacionados
Gracias a la cortesía de M puedo seguir leyendo la trepidante saga de Philip Pullman, “La materia oscura”.
Para quienes lean de forma regular la pagina, se habran topado hace unos meses con mi comentario de “Las luces del norte”, primera parte de la saga que nos introduce a los fabulosos mundos ideados por Pullman y que tiene por protagonistas a Lyra Belaqua, Lord Asriel y la señorita Coulter, entre otros.
La historia gira en torno a la materia oscura o polvo, una sustancia que la iglesia busca para destruir (ya que la ve como el pecado u origen del mal) y otros –como lord Asriel- la buscan para desmitificar y eliminar la opresora mano eclesiástica.
Al final del primer tomo, Lyra y Roger han partido a otro mundo en busca de Lord Asriel, quien esta mas cerca que nunca de encontrar el origen del polvo y paralelamente, Marisa Coulter sigue a los niños que tienen en su poder uno de los pocos aletiómetro del mundo.

Pues bien, con la mesa servida, entramos de lleno a la segunda parte titulada “La daga”.
El peso de la historia ahora cae en el joven Will, quien después de esconder a su madre con una vecina, escapa de unos hombres que quieren a toda costa recopilar información sobre el paradero de su desaparecido padre.
En su loca carrera, Will cruza una ventana hacia otro mundo y allí conocerá a Lyra quien en su búsqueda por lord Asriel se ha extraviado y ha llegado a este mismo lugar, llamado Cittàgazze.
La particularidad de este lugar es que no hay adultos; los niños reinan violentamente en un lugar azolado por “espectros”, seres que matan a los adultos y asechan a los niños hasta que llegan a la “mayoría de edad”.
Dándose cuenta que solos no llegaran lejos y apoyándose mutuamente sí, Lyra y Will parten juntos en esta nueva aventura.

A medida que avanza la historia, entra en juego sir Charles, un adulador pero peligroso anciano
que roba el aletiómetro a los niños y los obliga a ir a la torre de los Ángeles en plena Cittàgazze, para robar la daga y entregársela.
Este curioso objeto tiene la particularidad de cortar lo que sea, incluso el “aire” y así abrir puertas a otros mundos. Pero las cosas resultan diferentes a lo que todos esperaban y Will termina como el portador de la daga, una responsabilidad inmensa en la guerra que se avecina entre “la autoridad” (o iglesia) y sus detractores.

El libro es mas corto que el primero y las hojas se van sucediendo rápidamente.
Como ya fuimos introducidos a la historia previamente,  ahora solo queda galopar al inminente desenlace que trae el tercer libro.
Debo decir que esta segunda parte me gusto mucho, Pullman es un gran narrador de historias y la forma en que todas las historias van convergiendo es muy buena.

Su narración es fluida y sus explicaciones son cada vez menores, por lo que todo es mas expedito. Debo agregar que Pullman hace cosas bastante difíciles como son el aportar con nuevos elementos al género de la ficción; sus daemones, el polvo, la iglesia como “la mala” o el aletiómetro son cosas muy creativas y que aportan mucho a la historia.

El libro cosecho varios premios en su Inglaterra natal y el resto del mundo, de ahí su próximo salto a la pantalla grande de mano de New Line cinema durante 2009.
No me queda más que incitarlos a leer “La daga” y después terminar con “El catalejo lacado” ultima entrega de tan apasionante trilogía.
PEACE OUT

Comments are closed.