post icon
Titulo original: Living brands
Autor: Raymond A. Nadeau
Editorial: McGraw Hill
Año:2007
Páginas: 300

nota




El último libro de Raymond Nadeau es una especie de faro en la niebla. Habla sobre la dirección que venia trayendo el marketing y explica porque es bueno frenar y cambiarla ante que sea demasiado tarde.
A través de la revelación de seis secretos, Nadeau nos explica porque hay que dejar de crear necesidades y concentrarse en satisfacer las que ya existen.
Así mismo y echando mano a su vasta experiencia en el mundo del entretenimiento y la publicidad, el autor ejemplifica de forma vivida como la tecnología va ayudando a exacerbar sentimientos, emociones o los sentidos, que según el libro no son cinco ¡sino 20!

El libro en sus 300 hojas enseña a como crear una marca y sustentarla en el tiempo.
Lo que mas rescato es tener siempre al consumidor en la mira y nunca pasar por alto sus necesidades. En la medida que la marca tiene en cuanta al cliente y su rumbo esta marcado por valores, así como su capacidad de irse siempre adaptando a su entorno, su futuro es promisorio.

Debo reconocer que como bien dijo un profesor, cuando lees libros nuevos que aun no son traducidos y están “calientes”, tienes esa agradable sensación de estar en la cresta de la ola en términos de estar leyendo algo actual, algo que esta sucediendo en estos minutos y no algo viejo.
Por lo mismo, me fue imposible no leer menos de 100 hojas diarias y terminar el libro en tres días. Eso no me pasaba desde los últimos Harry Potter (comentados aquí ) y debo decir que es un buen indicador de cuan bueno es un libro. Eso si, debo decir también que cuando termine el libro quede con la sensación de haber leído algo que entendía por lo que esa sensación de faro en medio de la niebla se disipo un poco pero de todas formas, quede lleno de conocimiento nuevo y a ratos impresionante.

Lo que están haciendo ciertas marcas es de locos. ¿Carreras de dragones holográficos por las calles de Tokio? ¿Una tienda donde solo hay una cerveza y no se pude comprar? ¿Teléfonos que se adaptan a la forma de la mano del usuario? Pues todo eso ya ha sido hecho e imagínense en la cuota de valentía para aprobar algo así.

En fin, como sentencia el autor, la tecnología esta. La única barrera es la imaginación. Tremendo desafió para notros en la publicidad ¿no?
PEACE OUT

Comments are closed.