post icon
Titulo original: Blink: The Power of Thinking Without Thinking
Autor: Malcom Gladwell
Editorial: Back Bay Books, Little, Brown
Año: 2005
Páginas: 320
Pagina oficial
nota

También puedes comentar el libro en Facebook o Twitter

Segundo libro que leo de Malcom Gladwell, esta vez la trama gira en torno a las percepciones y a las primeras impresiones, o bien a la inteligencia intuitiva, como lo describe el autor.
Durante el libro, Gladwell hace gala de su storytelling y la capacidad asombrosa que tiene para aterrizar conceptos complejos, desarrollándolos y profundizándolos de manera sencilla y muy entretenida.

En Blink, Gladwell se pasea por temas tan diversos como la psicología, la economía y los procesos mentales por los cuales atravesamos cuando nos formamos un juicio o tomamos decisiones.

El cuerpo del libro radica en lo que Gladwell denomina el “thin-slicing” o la capacidad que todos tenemos (la mayoría) para rescatar información medular y de mucha utilidad con sólo segundos de haber sido expuestos a algo.

Para ilustrar esto, se presentan ejemplos como el del John Gottman, psicólogo, investigador y consejero matrimonial quien en sólo 4 minutos, puede predecir el éxito o fracaso de una pareja. Su caso es una buena forma de ilustrar esto: si bien Gottman no tiene un sexto sentido, su alta predictibilidad radica en un estudio acabado y extenso de la gesticulación de los músculos faciales, los cuales delatan las verdaderas emociones de las personas.

Esto se llama experiencia acumulativa y dice relación con una serie de sucesos que hemos ido asimilando durante nuestra vida. Cuando algo gatilla una impresión o idea, la experiencia acumulativa nos dice “eso ya lo viste, por lo mismo esto ha de ser así”.

La experiencia acumulativa va de la mano con los datos significativos y la cognición rápida, otros dos conceptos desarrollados en el libro.
Los datos significativos son elementos que llaman de inmediato nuestra atención -si entras a la oficina de una persona que jamás has visto, es altamente probable que te hagas una idea bastante acertada sobre como es la persona que allí trabaja- mientras que la cognición rápida es la “traducción e intepretación” de aquellos datos.

Post

Así pues, nos basta con solo ver algo para saber si está bien o mal. En cosa de segundos somos capaces de tomar decisiones importantes y acertar.
La selección natural tiene gran alcance y los caminos que tomemos a partir de ella son bastante correctos, sin embargo Gladwell también ahonda en los prejuicios y la “cognición errónea”, algo que puede pasar muchas veces y que tiene que ver con cosas que muchas veces pensamos, pero que no tienen sustento (negros=delincuentes o desempleados).

Todas estas teorías van apoyadas en estudios o ejemplos bastante esclarecedores, todos con fuente y citas para los más curiosos.
Recuerdo haber leído hace unos meses a Avinash Kaushnik quien hacía referencia a la “parálisis por análisis”, un concepto acuñado por analistas de datos quienes al tener tanto donde elegir, terminan tomando caminos equívocos. Lo que plantea Gladwell es similar, mas él dice que menos datos, no significan menos información y por ende malas decisiones; él postula que menos datos muchas veces son la clave para hacer lo correcto.

“Blink: Inteligencia intuitiva” es un buen libro por dos motivos: Aborda un tema muy interesante y está escrito por Malcom Gladwell, quién es capaz de contar con gracia el suceso más trivial.
Si bien me quedo con “Outliers: La historia del éxito”, “Blink” es otro gran libro, recomendado para los curiosos y aquellos que quieren ahondar en temas distintos a la lectura del día a día.
PEACE OUT

Comments are closed.