post icon
Titulo original: Eat, Pray, Love: One Woman's Search for Everything Across Italy, India and Indonesia
Autor: Elizabeth Gilbert
Editorial: Penguin
Año: 2006
Páginas: 352
Pagina oficial
nota

También puedes comentar el libro en Facebook o Twitter

Conocí primero la película, pero la historia me llevo indefectiblemente al libro.
Escrito por Liz Gilbert, la historia que aquí se retrata es la de una mujer de 35 años que decide terminar su infructuoso matrimonio y comenzar de cero, recorriendo por un año tres destinos sumamente distintos pero profundamente ligados e interconectados: Italia, India y Bali.

Liz Gilbert (esta es su historia) estaba casada y vivía una vida envidiable. Tranquila, hermosa, seguro, exitosa, alegre y con todo el porvenir por delante. Así era percibida Liz por sus pares. Sin embargo la procesión que llevaba por dentro la aplanaba y engullía todas las noches. Esa no era su vida, no la que quería vivir. Su marido no era el hombre con el que compartiría su vida. Se había equivocado, pero debía enmendar.

En un movimiento arriesgado y decidor, Liz le dice a su marido que ya no da más. Le pide el divorcio, y se prepara a afrontar la tormenta más dura: Tramites legales, compasión por parte de los demás, que la tilden de loca etc.
Sin embargo un año después de la catastrofe, Liz parte a Italia. Allí deja atrás sus inibiciones culinarias y da rienda suelta a un paladar por años restringido y censurado.
En India, la rubia se conectará con su lado espiritual, sufrirá picadas de mosquitos, tomará “thumbs up” y estrechará lazos con amigos entrañables como “Richard de Texas”.
Al final, el viaje decanta en la “isla de los dioses”, Bali. Allí Liz tendrá una segunda oportunidad, podrá ayudar a una familia entera y terminará por entender que la vida más que un péndulo, es un circulo.

Debo reconocer que cuando empece la lectura del libro, tuve la aprensión de estar metiéndome en una lectura “rosa”, sólo para niñas. Sin embargo la pluma segura, divertida y luminosa de Liz Gillbert me atrapo rápidamente.

Y no soy el único que engancho con el libro, puesto que desde su lanzamiento, ha cosechado excelente criticas y un sólido primer puesto en el ranking del New York Times. Eso sí, cada historia es para consumirla de manera personal, por lo que a algunos les parecerá poco espiritual, a otros una tontera, y así (como pasa y debe pasar).
A mi me gusto mucho como esta mujer retrata de manera vívida y entretenida un proceso de luto tan complejo como es el divorcio y el dejar atrás todo lo que has construido.

Hubo pasajes que me hicieron pensar, otros que me cuestionaron y eso ya me basta para darme por pagado.
Por ahí leí que “Eat, Pray, Love” es un gran libro para el verano. No sé si funciona mejor en la playa o la ciudad, pero definitivamente vale el tiempo que le dedicas.
PEACE OUT

Comments are closed.