post icon
Titulo: Burnout: Revenge
Creador: EA
Fecha de lanzamiento: 2005
Plataformas: PS2, XBOX, XBOX 360
Pagina oficial

nota

Hace meses que no había un post en el “octavo arte”.

Deben saber ustedes, que yo soy un videojugador cíclico y pueden pasar meses sin que toque la PS2, pero cuando se da el milagro y un buen juego llega a mis manos, no puedo esquivar el desafió.

Imagen

Eso fue lo que me paso con la última entrega de la exitosa franquicia de Burnout.

El juego es atractivo porque es único y eso es buenísimo. Si bien en Burnout tienes que ganar carreras, lo principal es aumentar tu ranking y transformarte en un asesino de las carreteras.

Por ejemplo, debes lograr chocar la mayor cantidad de autos posibles o dar vuelta otros cuantos a alta velocidad en pistas llenas de atajos y curvas cerradas.

Lo otro que tiene el juego a su favor es la velocidad que pueden agarrar los coches. Este es el juego más veloz que existe sin lugar a dudas.

Pero así como tiene fortalezas, Burnout tiene algunas debilidades que son: no tener autos “de marca” y lo peor…no tiene final. Cuando logras la categoría “elite” no pasa nada más, solo puedes seguir aumentando tu ranking pero un final “final” como a los que estoy acostumbrado, no hay.

Imagen

El soundtrack también es un punto a favor, ya que las canciones fueron escogidas con cuidado y acompañan al jugador dando un adrenalina y power extra al gameplay.

Los botones son extremadamente sencillos y la verdad, no hay mucho donde complicarse.

Las pistas están bien diseñadas pero las encontré un poco fáciles. Y dicho sea de paso, si eres un jugador avezado, Burnout no es la mejor compra para sentirte desafiado.

A fin de cuentas, Burnout es una buena opción para entretenerse un rato, pero de verdad, no te veras desafiado a lograr proezas sin igual

Me quedo con Midnight Club, seguido por Need for Speed (aun me falta conocer Driver).

PEACE OUT

Comments are closed.